Literatura realista Un año de autoras Realistas

Un año de autoras: entrevista a Espido Freire

Espido Freire

No conocía a Espido Freire hasta que Rubén Berrueco la mencionó más de una vez. Enseguida me puse a buscar información sobre ella, y me sorprendió ver que es una mujer muy polifacética. No solo es una gran escritora, sino que también colabora con medios de prensa, y es actriz y autora teatral. 

Gracias a la iniciativa @UnAñoDeAutoras, impulsada por María del Mar Glez Gómez, elegí a Espido como mi autora para el mes de abril. 

Después de entrevistarla, me doy cuenta de que la clasificación que se le da a las novelas no siempre es la más adecuada. 

Había leído que Melocotones helados era su novela más realista. Mientra tanto, Llamadme Alejandra está catalogada como novela histórica. Pero la opinión de la autora es que ésta última es mucho más realista, y yo estoy de acuerdo con ella puesto que está inspirada en una historia real, la de la última zarina de Rusia. Desde luego, una novela puede tener diferentes categorías

 

Sobre la autora

Entrevista Espido Freire Un año de autorasEspido Freire nació en Bilbao en 1974. Debutaría como escritora con “Irlanda” (Planeta, 1998, Premio Millepages). La novela supuso una sorpresa en el entorno literario de aquel momento. Año y medio más tarde consiguió el Premio Planeta por su obra “Melocotones helados” (1999). Se convertía con veinticinco años en la ganadora de menor edad en la historia del galardón. Con ella obtuvo también el “Qué Leer” 2000 a la mejor novela española.

Facebook                Twitter                 Instagram

Entrevista

En primer lugar, agradecer el tiempo que supone esta entrevista y el haber aceptado la propuesta.

Un placer.

Durante el mes de febrero, Llamadme Alejandra fue el libro que leímos en el Club de lectura de la Sala de Espera, de Rubén Berrueco, en el que participo. Los comentarios han sido muy buenos. ¿Qué te inspiró a escribir esta novela?

Me alegro mucho de que haya sido así, porque en realidad esta novela no partió de una inspiración, sino de perseguir durante años la mejor manera de plasmar una historia que me había fascinado desde niña: un ensayo, o una biografía novelada, o finalmente una novela. Hay mucho trabajo y mucha elaboración detrás.

Como escritora de novela realista y social, pienso que tus libros dedicados a los trastornos alimentarios son de gran ayuda para la sociedad actual, donde la obsesión por un físico perfecto lleva a muchos jóvenes a la enfermedad. ¿Los consideras de temática realista o autoayuda?

Sí, yo también lo creo. No lo tenía tan claro al principio, pero los años me han demostrado que hablar con claridad de un problema arroja luz sobre ello, y permite que otras personas hablen también, y que el tabú deje de serlo. Son ensayos de análisis de una realidad, y que abordan la psicología y sobre todo, el tratar con las emociones. Desde luego, no pretendo que sean de autoayuda. Es un tema en el que siempre se debe buscar la ayuda de un médico y de un psicólogo; ambos aspectos, el del cuerpo y el de la mente deben ser tratados. Pero el libro explica qué se siente, y puede ser un buen punto de partida.

Hasta el momento, eres la autora más joven que ha conseguido el Premio Planeta. Melocotones helados, ¿sigue siendo tu novela más realista?

No, “La Flor del norte”, o esta misma, “Llamadme Alejandra”, tienen una base real mayor. “Melocotones Helados” no deja de ser una alegoría en muchos aspectos.

¿Se podría considerar La generación de las mil emociones una crítica social?

¿Una crítica social? Es un análisis muy minucioso, y sobre un tema que en aquel momento no se había tratado. Dos tomos dedicados a mi generación. La realidad no era ni es una maravilla. Por lo tanto, hay aciertos y errores, y el ensayo aborda todo eso.

En alguna entrevista tuya aparece esta frase:

– Para Espido Freire el tiempo hay que encontrarlo, sobre todo cuando se trata de hacer lo que a una más le gusta, que en este caso es escribir historias, “como cualquier persona devorada por una pasión, encuentras el momento y el espacio para plasmar tu obra. La literatura ha sido siempre mi pasión”.-

¿Qué consejo podrías darnos a los escritores que estamos comenzando?

Constancia, estudio, afán de profesionalidad. Que se lo tomen en serio el trabajo, no a ellos, ni su obra. Que sean flexibles, que no se crean nada de las apariencias ni los mitos sobre escribir o los escritores, sino que busquen su propio camino con la mayor honestidad posible. Y que no dejen de estudiar y de leer.

Llamadme Alejandra

espido freire llamadme alejandraLeí esta novela con el Club de lectura de la Sala de Espera

Como a Espido, siempre me llamó la atención la historia de “Anastasia” y su familia. Así que ha sido todo un placer poder conocer el trágico final de los zares de Rusia desde el punto de vista de Alejandra, la madre de Anastasia. 

Es una novela que te traslada por completo a otra época, de ahí que esté clasificada como histórica, y que muestra en pocos minutos toda una vida mediante recuerdos. Narrada en primera persona, con un toque biográfico, relata episodios de tensión, amor, dolor, etc. 

 

Melocotones helados

No podía dejar de leer la novela con la que Espido Freire ganó el Premio Planeta. Así que me lancé a por esta maravillosa historia. 

Desde las primeras páginas he notado cercanía en la narración. Creo que tiene un toque costumbrista por ciertos aspectos de la vida de pueblo. Ese abuelo tan liberal que  y el afán por llamar igual a los primos siguiendo una tradición familiar.

Cuenta la historia de Elsa, una pintora que decide aislarse en el pueblo tras unas amenazas. Es entonces cuando tiene que reencontrarse con su identidad y los misterios que existen en su familia. Elsa grande y Elsa pequeña mantienen la atención del lector de principio a fin de la novela. 

Algo que también me ha gustado es que las dos Elsas sean tan diferentes. Elsa grande, sensata y llena de cordura, no se arriesgaba. Elsa pequeña, la que no seguía una pauta marcada, la que vivía la vida. 

 

Si aún tienes alguna duda sobre esta gran autora, Rubén Berrueco te da unas cuantas razones por las que merece la pena leer a Espido Freire

 

¿Qué te parecen los libros Espido Freire?

¡Felices lecturas!

Deja tu comentario y comparte. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Raquel Monge

Finalidad: gestionar los comentarios

Legitimación: tu consentimiento

Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de RaiolaNetworks (proveedor de hosting de lailarmonge.com) fuera de la UE.

Derechos: podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos

Información adicional: Política de privacidad

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.