Lectores

Trucos para leer sin tiempo

Leer sin tiempo es posible.

Cuando me preguntan, casi a diario, de dónde saco tiempo para todo lo que hago, mi respuesta es: prioridades y aprovechar el momento más simple.

Yo no tengo superpoderes, ni tampoco la ayuda de nadie. Así que, no me queda más remedio que organizarme y sacar tiempo de donde no hay para hacer lo que me apetece.

 

Lo primero que tengo en cuenta es: qué es lo más importante o necesario en cada momento.

Si las tareas de la casa pueden esperar, por qué no darme el capricho de dedicar un momento a mí, a algo que me apetece. Al contrario puede que el cansancio termine quitándome las ganas.

 

Hoy te traigo los mejores consejos para que puedas encontrar tiempo para leer:

  • Ese momento de minutos perdidos en la puerta del colegio esperando a los niños da para mucho. Puedo leer algún email, responder un comentario de redes sociales, o sencillamente leer alguna página de un libro, ¿por qué no?
  • Todos tenemos citas: la consulta del médico, realizar un trámite administrativo, una reunión… Podemos matar el tiempo viendo lo que pasa por las redes sociales, o mejor aún avanzando en la lectura. A veces, la espera se hace tan larga que da para un capítulo completo -o más-, de ese ebook que llevamos en el móvil, o de un libro de bolsillo que nos acompaña en el bolso.
  • Las mamás que, como yo, pasamos mucho tiempo con un bebé en brazos, ¿por qué no leer mientras tanto alguna que otra página?
  • En el transporte público de camino al trabajo, en un viaje en avión, en ese trayecto en tren… Cualquier momento es bueno para sacar un libro y ponerse a leer.

tiempo para leer

¿Quieres más consejos?

Librópatas nos deja en su blog unos consejos para leer sin tiempo: mientras esperamos, ajustando la agenda para dejar un hueco a la lectura,  leer en el gimnasio, en el transporte público, en las pausas, durante las comidas, mientras estás con la familia, trabajando menos, en el baño, o prescindiendo de las tareas que no sean tan necesarias.

 

La piedra de Sísifo nos cuenta cómo podríamos leer 200 libros al año en el tiempo que nos roban las redes sociales.

 

Rubén Berrueco dedica una sección de la sala de espera a darte consejos para leer más: ¿Por qué debemos buscar tiempo para leer?, ¿cómo podemos leer 12 novelas en un año?, ¿qué hacer para leer en verano?

 

Ana Bolox explica en este artículo el método pomodoro. Ella lo enfoca a escritores, a cómo usarlo para escribir más. Pero lo cierto es que es una técnica que se puede utilizar para aprovechar el tiempo en cualquier cosa, por ejemplo para leer.

Es una técnica que se utiliza también para estudiar. De ahí que pueda ser interesante para avanzar en la lectura de según qué tipo de libros.

El método Pomodoro consiste en desconectar del mundo durante veinticinco minutos para dedicarlos intensamente a la tarea en cuestión, en nuestro caso leer. En esos veinticinco minutos no se mira el móvil, ni el Facebook, ni se hace nada salvo la actividad que habíamos programado. Después de los veinticinco minutos se hace un descanso de cinco, y vuelta a empezar.

Yo no veo la técnica interesante, porque los primeros minutos son para concentrarse, y justo cuando ya estás desconectado de otro tipo de cosas llega el descanso. Pero, puede que a ti te funcione.

leer sin tiempo

Y tú, ¿qué momento eliges para leer?

Me encantará ver tu comentario.

6 thoughts on “Trucos para leer sin tiempo”

  1. Yo aprovechaba cuando mi hija era bebé para leer mientras le daba el pecho. Recuerdo que rico el mundo me decía que me olvidara de leer, y luego resultó que fue cuando más leí…
    Yo también creo que es cuestión de organizarse, hay mucha gente que me dice que como leo tanto, que no tienen tiempo, pero claro, yo no veo la tele… Cuando se lo digo les cambia la cara…
    Buena entrada, gracias.
    Besotes!

    1. Tal cual, yo tampoco veo la tele. Si le digo a alguien que no sé lo que es Netflix me dejarían de loca, pero es cierto.
      Si algún rato está encendida es porque los niños ven dibujos, pero yo hace tiempo que prefiero hacer otras cosas.
      Gracias por tu comentario, es bueno verse identificada con alguien.
      Un saludo.

  2. Yo leo muchas veces mientras paseo con el perro en el pinar. Es poco recomendable, ya he dado varios tropezones, pero como es un camino por el campo, el perro corre libre (no hay más seres vivos con capacidad de moverse que nosotros, algún pájaro o una ardilla) y si me caigo nadie lo verá.
    No sé, hay quien camina mirando al móvil, es casi lo mismo.

    Besos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *