Novela realista

Ser feliz era esto: reseña de diversidad lectora

No me canso de decirlo: la literatura es una gran herramienta para abrir la mente y acercarnos a otras culturas y países. Ser feliz era esto fue uno de los libros que leí en el primer trimestre del año. Era una de mis propuestas de lectura para el Club de literatura realista y lo disfruté mucho. 

 

Sobre Ser feliz era esto

Lo primero que me llamó la atención de este libro fue su portada y título. Después de leer su sinopsis supe que la historia no me dejaría indiferente. 

Un padre y una hija. La historia de un encuentro.

La vida de Lucas, cercado por su tendencia a la introversión y hundido en la pasividad, cambia abruptamente cuando llama a su puerta Sofía, una chica de catorce años que acaba de perder a su madre y que es la hija que, sin saberlo, ha engendrado con una mujer de la que se enamoró en su juventud y nunca volvió a ver.

Con vaivenes, marchas y contramarchas, se va tejiendo poco a poco la confianza y se develan los secretos escondidos en las historias de Lucas y Sofía. Juntos encontrarán el tesoro de las afinidades y la complicidad que, sanando las heridas del desamor y la vergüenza, les permitirá dejar atrás el pasado.

Esta novela es la historia de dos seres solitarios y heridos que descubren nuevas formas de amor y enfrentan con miedos y vacilaciones, pero también con la alegría de dar y recibir, el cambio más grande de sus vidas.

Lucas es un hombre normal al que le gusta escribir pero que no se considera escritor. Su mujer tiene un trabajo que ocupa gran parte del día. Ambos tienen una vida social como la que pueda tener cualquier matrimonio sin hijos. Pero, un buen día, llega Sofía, toca al timbre y le da la gran noticia: es su hija adolescente. 

Para Lucas supone una gran sorpresa que jamás había pensado, pero también su mujer tendrá que adaptarse a la nueva condición de padre. 

Me gustó mucho la reacción de Lucas, pues le abre la puerta y la invita a descubrir su historia. No cabe duda de que Sofía es quien dice, hija de su amor del pasado. Es un hombre abierto a conocerla, que le brinda la oportunidad sin dudarlo y a pesar de los muchos encontronazos que tendrán por ser dos personas desconocidas. Lucas se equivoca en una de las decisiones que toma, pero es algo normal ante las circunstancias y sabe reparar el error de la mejor manera. 

Ser feliz era esto es una historia cargada de amor, del que aprenden a compartir un padre y una hija. Es una novela muy realista puesto que hay muchos hijos e hijas que no conocen a uno de sus progenitores y, en algún momento, se lanzan a buscarlos. 

Su lectura atrapa desde la primera página, es amena y fácil. La trama está tan bien construida que esconde varios misterios que se irán resolviendo según avanza la historia. Sin duda, una novela muy recomendable que me deja con ganas de seguir conociendo al autor. 

diversidad

Diversidad lectora

Cuando comencé a leer Ser feliz era esto no sabía lo que iba a encontrarme. Sin embargo, desde las primeras páginas noté que el lenguaje no era el que solemos utilizar en España. Entonces, busqué información sobre el autor y descubrí que es argentino. 

Leer enriquece el vocabulario y aumenta la cultura. Mediante la lectura de este libro pude comprobar, una vez más, lo importante que es la diversidad. 

Los protagonistas de esta historia no pagan con dinero, sino que lo hacen con plata. Hay señoras chusmas que se sientan a cotillear sobre la vida de otros. Cuando van de viaje llevan valijas para el equipaje, no maletas. En caso de necesitar ayuda, no se lo piden a un chico, a un joven, muchacho o mozo, sino que es un pibe el que amablemente colabora. Hay mujeres que visten polleras cortas y no minifaldas. Y así, un largo etcétera de ejemplos que me sacaron más de una sonrisa durante la lectura, y que incluso me hicieron recurrir a la ayuda de un diccionario para buscar el significado. 

Eduardo Sacheri tiene varios cuentos y novelas publicados. Algunas de sus historias se han adaptado al cine, como por ejemplo El secreto de sus ojos, película ganadora de un Oscar en 2009. Ha ganado algún premio literario y su obra está traducida a varios idiomas. No me cabe duda de que seguiré descubriendo a este autor. 

 

¿Has leído Ser feliz era esto? ¿Conoces algún otro título del autor? 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Raquel Monge

Finalidad: gestionar los comentarios

Legitimación: tu consentimiento

Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de RaiolaNetworks (proveedor de hosting de lailarmonge.com) fuera de la UE.

Derechos: podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos

Información adicional: Política de privacidad