Consejos low cost para lectores sin tiempo Novela realista

Mis lecturas de verano: 7 novelas, 9 relatos y algo más

Después de unos meses de sequía lectora, con mis lecturas de verano he podido recuperar y disfrutar mucho de la lectura. 

Ya te adelantaba en el diario de lecturas del año que el bloqueo lector existe. Hay momentos en los que no somos capaces de concentrarnos en la lectura, que parece que no nos enteramos de lo que leemos, no nos metemos en la historia. ¿Lo mejor? No obligarnos, dejar que vuelvan las ganas para disfrutar de verdad.

 

Mis lecturas de verano

En junio, para terminar el segundo trimestre, me metí de lleno en la lectura de Madre de leche y miel, de Najat El Hachmi, que comentamos día a día en el Club de literatura realista (al que puedes unirte ya si no lo has hecho).

Najat El Hachmi

Sobre Madre de leche y miel

En esta novela encontramos otra historia muy realista que nos transporta al mismo entorno que El último patriarca.

La protagonista es Fátima, una mujer que decide arriesgarse con la emigración, dejando su Marruecos natal con un futuro incierto en Cataluña. Será ella misma la que nos cuente su aventura, dirigiéndose a sus hermanas en un reencuentro muchos años más tarde.

Así, Najat El Hachmi va intercalando capítulos en presente y pasado. Por un lado nos cuenta el momento actual, de reencuentro con sus hermanas rememorando el pasado y, por otro, nos va relatando qué ha sido de ella en sus años de ausencia. 

Conoceremos su infancia, las tradiciones marroquíes del Rif, el machismo del que siempre habla la autora y que se reconoce a la perfección en sus textos, etc. Fátima será una mujer con la que podremos empatizar profundamente, sintiendo todo lo que ha tenido que sufrir en su vida. Una mujer fuerte y luchadora. 

De repente, y tras conocer todo lo que ha ocurrido en España con ella y su hija Sara, llegamos a un final inesperado. Este fue el culpable de que me lanzase enseguida a por otro libro de la autora. 

 

Julio

Comencé julio con una lectura que había empezado meses atrás pero que estaba deseando retomar: Valentina, o cómo ser feliz sin magdalenas

Reseña de Valentina o cómo ser feliz sin magdalenas

Esta es la primera novela Chick lit que publicó Pilar G. Cortés. Como siempre trato de buscar el lado realista en la ficción, encontré en Valentina a una protagonista que podríamos ser cualquiera. 

Pronto publicaré una entrevista a la autora junto a una reseña más amplia de esta novela. Por ahora, he de decir que es una lectura con un ritmo muy ágil y fresco. 

Valentina es una chica que llegó a Madrid para estudiar y se instaló definitivamente tras conseguir un puesto de trabajo fijo. Tiene una amiga muy especial, tanto que no necesita otras. El problema de Valentina es que no se quiere: se ve mil fallos, no se considera guapa ni merecedora de nada, y deja que sus padres hagan lo que quieran con su vida a pesar de ser independiente. 

¿No hemos pasado todos por algún momento así?

 

Anacronías de una Marquesa

Elena Fuentes anunció en sus redes sociales que se presenta al Premio Literario Amazon. El booktrailer de Anacronías de una Marquesa me llamó tanto la atención que quise descubrir su historia enseguida. Sin embargo, aunque tiene un comienzo impactante y misterioso, me encontré con uno de mis motivos para abandonar un libro: el tamaño y la edición importan. Estaba convencida de que quería leer esta historia, pero sus capítulos son largos y me cuesta mucho parar a mitad, a pesar de que tiene cambios de escena que lo facilitan. Es una lectura que he retomado en varios momentos para ir avanzando, pero que no he leído del tirón como me gustaría.  

 

Najat El Hachmi me había sorprendido demasiado con el final de Madre de leche y mielNo podía quitármelo de la mente. Sabía que La hija extranjera sería otra historia desgarradora, así que no me importó combinar su lectura con otras. 

Sobre La hija extranjera

Desde que entrevisté a Najat El Hachmi me quedé con la duda de qué relación guardaban la madre y la hija de sus novelas. Son lecturas independientes, no es una primera y una segunda parte aunque ambas estén relacionadas. Eso sí, creo que lo hice bien leyendo antes a la madre que a la hija, porque en esta última lectura encontré el salto de tiempo que hay entre el último capítulo y el final inesperado de la primera. 

En esta ocasión será Sara la que nos cuente cómo ha vivido su integración en España, de qué forma se adaptó y cuál ha sido su lazo con Fátima, su madre. 

A veces actuamos de una forma determinada para agradar a los demás, olvidando nuestros propios deseos. Eso fue lo que hizo Sara y la razón para actuar de la forma en que lo hace. 

¿Qué es más importante: cumplir con lo que se debe o buscar lo que nos hace felices?

 

Nuestra casa en el árbol: impresiones

Mi propuesta de lectura para el mes de julio era una crítica social: Nuestra casa en el árbol, de Lea Vélez. En apenas un par de capítulos, la lectura me atrapó deseando conocer a esos niños tan curiosos y a esa madre capaz de todo. Pero, si algo me llamaba la atención de esta lectura era cómo afrontar la pérdida del padre. 

Pronto te contaré en profundidad lo que me pareció esta lectura, junto con una entrevista a la autora.

Por ahora, te adelanto que es una novela cargada de cultura cinematográfica, ciencia, historia y sentimientos.

Además, es una crítica social al sistema educativo, a la forma de vida que se nos impone para cumplir con las normas y a la situación de la mujer para afrontar ciertas situaciones. 

Dos detalles más: es muy importante hacer lectura consciente y reflexionar sobre lo que leemos, de lo contrario, lo mínimo que puede ocurrir es que te cueste identificar quién es el narrador, como me ocurrió a mí; además, si te centras en buscar algo, como en mi caso por saber cómo afrontan la pérdida del padre, es muy fácil que te pueda la impaciencia. 

 

Mis lecturas de verano: relatos

Cuando un autor me gusta, suelo leer todo lo que publica. Por eso, Mayte Esteban tuvo la culpa de que me hiciese con esta colección de relatos. 

Comer y amar, todo es empezar, es el título del relato de Mayte Esteban, que esconde una deliciosa receta de carne con pasas y arándanos. 

Fue el tercer relato en salir, pero el primero que leí. La misma tarde que salió a la venta, el 18 de julio, Mayte Esteban fue mi compañía para el café. En una hora o poco más devoré el relato y me lancé a comprar los anteriores y siguientes. 

Pronto dedicaré una entrada completa a estos nueve relatos.

Todos esconden una historia de amor, pero cada uno tiene unas circunstancias muy diferentes: dos amigos de la infancia, recomponerse tras una relación que te deja rota, erotismo y amor desenfrenado, redes sociales, etc. 

Desde luego, si algo hace verosímiles las historias de ficción, es que los personajes sean realistas. De ahí que en todos los relatos haya podido empatizar con ellos e, incluso, relacionarlos con alguien. 

 

Está muy bien leer ficción, sumergirse en otros ambientes y descubrir personajes. Pero también hay que dedicar tiempo a lecturas que nos aporten algo, que nos hagan crecer. 

El libro de Neus Arqués, Curso de escritura para mujeres muy ocupadas llevaba en mi lista de pendientes demasiado tiempo. En ese modo de lectora compulsiva y con el ritmo que llevaba en mis lecturas de verano, una noche decidí ponerme con él. 

Curso de escritura para mujeres muy ocupadas

Empecé a leer este libro con la intención de retomar la escritura de la que será mi próxima novela publicada. Si existe una mujer muy ocupada, como sugiere el título, esa soy yo: soy escritora, ama de casa y mamá de muchos hijos que no me dejan libre un solo minuto al día. ¿Y si la solución para estirar el tiempo estaba en el libro de Neus?

La alegría con la que Neus habla de la escritura, la procrastinación, las prioridades y las mil y una opciones que tenemos para sacarle partido a cinco minutos hizo que leyera el libro del tirón y sacase un montón de notas. 

Si te gusta escribir, el tiempo no es excusa. Mejor trabajar cinco minutos que ninguno. 

 

Agosto

Metidos de lleno en agosto, mis compañeras del grupo Mastermind y autoras de Vamos a contar mentiras propusieron hacer lectura conjunta. Hay muchas razones para participar en un club de lectura, pero resumiré en que comentar en grupo y analizar los capítulos día tras día es muy enriquecedor. 

Un clásico: Cumbres Borrascosas

 

Nunca pensé que pudiera disfrutar tanto leyendo Cumbres Borrascosas. En esta lectura conjunta he sido capaz de analizar a los personajes con la ayuda de Izaskun Albéniz y he podido comprender cómo nos afectan las lecturas dependiendo del momento y la edad que tengamos con las reflexiones de Pilar G. Cortés, que hacía re-lectura. 

La trama sucede en 1800 pero, aún así, vemos que hay cosas que no han evolucionado: sigue habiendo clasismo en muchas sociedades y el trato a la mujer todavía tiene mucho que evolucionar, como en el caso de las novelas contemporáneas de Najat El Hachmi.

Emily Brontë va alternando dos narradores, uno en presente y otro en pasado. La sorpresa llega cuando descubrimos que la historia que narra de tiempo atrás no es cosa de tantos tiempo. 

Tiene unos personajes muy peculiares y las reacciones suelen ser bastante llamativas. Es un libro cargado de muertes, que además llegan en edades tempranas, y donde se van tejiendo historias de amor con un estilo gótico. 

Me gusta leer del tirón, en el menor tiempo posible, pero el compromiso de tener una parte para comentar cada día me ha hecho frenar mis ansias y disfrutar del libro de otra forma. 

 

Me decidí a retomar la reescritura de mi próxima novela. El borrador que terminé en el NaNoWriMo 2017 era la base de la historia, pero tras mucho reposo y miles de vueltas, poco tendrá que ver con el resultado final. En busca de consejos para mejorar como escritora, me sumergí también el la lectura de Cómo sobrevivir a la escritura, el último manual de Gabriella Campbell. Como es un libro con partes bien diferenciadas por temática y artículos, en vez de leerlo de principio a fin, me acompañará durante algunas semanas más. 

Dieta y cáncer, del nutricionista Julio Basulto, fue mi elección para las últimas tardes de agosto. El cáncer es una enfermedad que nos afecta a todos: tenemos o hemos tenido algún familiar o amigo cercano que lo ha padecido y estamos expuestos a sufrirlo. Por eso, si cuidar de nuestros hábitos alimenticios y llevar un estilo de vida saludable ayuda a prevenir de algún modo, no podemos dejarlo pasar. 

Qué aporta Dieta y cáncer

En este libro no encontrarás la cura contra el cáncer. Y es algo que los autores recuerdan a lo largo de todo el texto, en numerosas ocasiones. Ahora bien, capítulo a capítulo van haciendo un análisis de cómo nuestro estilo de vida puede influir en ciertos tipos de cáncer. 

La cocina es una de mis pasiones. Nada mejor que acompañar una buena lectura con un excelente tentempié. Pero, desde hace años, me esfuerzo por llevar una alimentación saludable con mucha comida casera y poco o nada industrial. 

Durante la lectura de este libro he podido comprobar, una vez más, que no existen las dietas milagro. Eso sí, mediante estudios e información complementaria queda claro que la mala alimentación, el alcohol, el tabaco, la obesidad, la vida sedentaria, etc. influye en cierta manera -además de la genética y otros factores- en sufrir enfermedades. 

No es cuestión de hacerlo mejor, sino de dejar de hacerlo peor. Que no por comer más fruta y verdura -algo muy recomendable- se pierden los efectos del consumo diario de alcohol, tabaco, azúcares, carnes procesadas, etc. 

 

Recibiendo septiembre

Si hay algo que me rodea son niños. La maternidad, como cuento en mi último libro Lo que aprendí de ser mamá, es una etapa llena de altibajos, pero es muy gratificante. 

El libro de Nuria Labari, La mejor madre del mundo, llevaba algunos meses en mi estantería. Para ser sincera, lo recibí de la editorial poco antes de la mudanza y quedó en segundo plano. 

Con la vuelta al cole aquí mismo, esta es mi última lectura antes de retomar las rutinas. 

 

Una vez más, y como la impaciencia me puede, he comenzado a la par otro libro: Aprender a hablar con las plantas. Aunque en esta ocasión está justificado lo de combinar lecturas: tengo un libro en papel para mis ratos de sofá y otro en el Kindle para la lectura nocturna sin necesidad de encender la luz. 

Después de esto espero ponerme con algunos libros de no ficción que tengo pendientes. 

¿Qué has leído tú este verano? ¿Conocías ya estas historias? 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Raquel Monge

Finalidad: gestionar los comentarios

Legitimación: tu consentimiento

Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de RaiolaNetworks (proveedor de hosting de lailarmonge.com) fuera de la UE.

Derechos: podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos

Información adicional: Política de privacidad