Novela realista

Cómo los libros de Nuria Labari llegaron para quedarse

No sé muy bien cómo ocurrió, pero debí encontrar por las redes sociales La mejor madre del mundo. El título y la portada me parecieron ideales para convertirlo en una de mis lecturas prioritarias. Como fuera, se convirtió en el primero de los libros de Nuria Labari que leería. 

La editorial tuvo la generosidad de enviarme un ejemplar para descubrirlo. 

Pero, sin duda, para querer leer después todos sus libros sin conocer a la autora, algo debí encontrar. Te cuento: 

 

¿Qué me aportó La mejor madre del mundo?

La mejor madre del mundo no existe, aunque nos quieran vender mil ideales. Sin embargo, creo que todas -o la mayoría de- las madres hacemos lo posible por ser las mejores para nuestros hijos. 

Por eso me llamó la atención el título: ¿otro ideal? Pero al ver la portada pensé: ¿esto es cada de susto, de sorpresa, o la que se le queda a la mejor madre? Entonces busqué la sinopsis y me di cuenta de que el libro era para mí: una lucha entre una madre y una escritora, siendo ambas la misma persona. ¿Ganará la madre o la escritora? Porque en mi día a día trato de que las dos convivan a la par, sin necesidad de que muera ninguna. 

Me gustó mucho esta cita: 

“Preferimos utilizar la creación para conectar con ese otro yo que somos cuando estamos criando.”

Según iba leyendo este libro me veía reflejada en muchas situaciones que aparecen: yo también soñaba con la maternidad y lo practicaba siendo la madre de mis muñecos. Para cuando llegase mi primera hija ya me habría empapado bien de lo que necesitaba un bebé y de diferentes tipos de crianza. Aunque, como cuento en Lo que aprendí de ser mamá, todavía me faltaba muuuucho por aprender. ¡Qué diferente es la maternidad cuando llegan los hijos de verdad! Qué poco se parece entre un hijo y otro. 

Luego vienen las opiniones no pedidas que te hacen dudar. Por suerte, a veces, encontramos profesionales que nos dan un buen consejo, justo el que necesitamos para saber que lo estamos haciendo bien. 
La mejor madre del mundo es un título irónico para esta historia en la que descubriremos a una mujer fuerte con ganas de romper con “lo normal y tradicional”, de ser ella misma, de defender su ideología. 
Este libro viene cargado de información sobre los tratamientos de fertilidad, mucha literatura, reflexiones fruto de la experiencia, el análisis de una hija al convertirse en madre, etc. 
Una mujer que escribe es una mujer peligrosa.

¿Por qué busqué otros libros de Nuria Labari?

Disfruté tanto de La mejor madre del mundo sin conocer a la autora que, en medio de esa lectura, comencé a buscar información sobre ella. 

Nuria Labari es periodista y tiene otros libros publicados con anterioridad. 

Estaba convencida de que Cosas que brillan cuando están rotas sería otro de los libros de Nuria Labari que me emocionarían de forma especial. Y, por supuesto, no podía quedarme sin leer Los borrachos de mi vida, libro con el que fue premiada la autora. 

 

Cosas que brillan cuando están rotas

El 11 de marzo de 2004 fue un antes y un después en la vida de muchas personas. 

Nuria Labari consigue acercarnos a la realidad de una periodista en un suceso de tal magnitud como los atentados terroristas que ocurrieron en Madrid en esa fecha, envolviendo la historia en el conflicto personal de una persona y una familia en concreto. 

Eva, la protagonista de esta historia entre ficción y realidad, se refugia en su trabajo. Eric, mientras tanto, aprovecha para poner distancia y analizar su conflicto interior, tratando a la vez de acercarse a su hija adolescente. 

Es un libro con mucha historia, ideal para conocer lo que pasó en aquel momento. Que nos traslada también a la historia de Alemania, mostrando ideología y política para poder comparar los diferentes tipos de gobierno.

Un libro lleno de reflexiones que todos nos hacemos en algún momento, una historia actual y real que sigue repercutiendo en nuestros días y que lo hará también en el futuro.

 

Los borrachos de mi vida

Los relatos son ideales para momentos cortos, para poder terminar uno sin necesidad de empezar enseguida con otro. 

No voy a nombrarlos todos, pero en este libro de relatos realistas encontré situaciones del día a día. 

Cómo empaparte sin ver la lluvia es un relato de divorcio, de hijo adolescente, de familias rotas. Es un relato de sentimientos, de reflexiones. 
Ni siquiera adiós, segundo relato. Una historia de pérdidas que nunca se olvidan. 
Amapola blanca, es un relato de amor arriesgado.
Abre la puerta cuestiona la relación entre padres e hijos.
Los borrachos de mi vida. Las duras consecuencias de tener a una persona alcohólica cerca; separadas en ventajas, que quizás no lo sean del todo, y desventajas. 
Los objetos perdidos también lloran. Toda maleta, independientemente de destino y equipaje, carga una historia. 
A ninguna parte. Un relato amargo de una madre desbordada y una hija que no entiende por qué no existe igualdad en el hogar. 
Como ves, siempre habrá alguna historia con la que poder identificarse. 

¿Has leído ya a Nuria Labari?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Raquel Monge

Finalidad: gestionar los comentarios

Legitimación: tu consentimiento

Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de RaiolaNetworks (proveedor de hosting de lailarmonge.com) fuera de la UE.

Derechos: podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos

Información adicional: Política de privacidad