Consejos low cost para lectores sin tiempo

Libros de dominio público para leer gratis

Como la crisis parece que no termina, leer gratis sigue siendo una opción estupenda para los que leemos mucho. Ya te hablé (aquí) de las bibliotecas, de prestar libros y de opciones que, aunque no son gratuitas, salen más rentables que comprar cada novedad literaria que se publica. Pero hoy quiero darle la oportunidad a otras joyas que tampoco cuestan dinero: los libros de dominio público. 

 

¿Cuándo se convierten en libros de dominio público? 

Los autores publicamos nuestras obras con los conocidos derechos de autor. Pero, una vez que el autor muere, ¿quién conserva esos derechos? 

Existe un periodo de tiempo para que la obra -sea o no literaria- pierda los derechos de autor y pueda publicarse sin temer al plagio. En España, la obra pierde estos derechos cuando han pasado más de 70 años de la muerte del autor. A partir de ese momento, el texto se convierte en dominio público. 

 

¿Dónde encontrar libros de dominio público?

Como te decía en este otro post sobre leer gratis, el mejor sitio para encontrar buenas obras sin tener que pagar es una biblioteca. 

La Biblioteca Nacional de España ofrece un listado con los autores que forman parte del domino público. Además, las revistas y webs literarias suelen publicar cada año una actualización de los libros de dominio público. Así, en este 2019 pasaron a domino público autores como Hemingway, Edith Wharton, La señora Dalloway de Virginia Woolf, etc. 

Existen numerosos portales web donde encontrar obras de domino público en diferentes idiomas. 

Eso sí, mucho cuidado porque, aunque sean libros de dominio público, si una editorial lanza una tirada de ejemplares, lo más lógico es que quiera venderlos y obtener, al menos, los costes de la producción. Si no queremos gastar nada, es mucho mejor buscar la opción digital y descargarlos de forma gratuita.

libros de dominio público

¿Por qué leer clásicos?

Si, para pasar a ser libros de dominio público, han tenido que pasar más de 70 años desde que murió el autor, quiere decir que estas historias se han convertido en clásicos de la literatura. ¿Nos interesa de verdad? 

Jane Austen, por ejemplo, se encuentra en esa lista de autores. Su novela Orgullo y prejuicio me llamaba la atención desde hacía muchos años, pero no me había animado a leerla. ¿El motivo? Prejuicios con los clásicos. Sin embargo, una vez que me metí en la historia descubrí que era también la base de una de mis películas favoritas en el cine de Bollywood

Cumbres Borrascosas, de Emily Brontë, fue una de mis lecturas este verano. Al leerlo descubrí una verdadera joya. No solo por la forma que tiene la autora de mantener la intriga y de invitarte a seguir leyendo, sino porque también me di cuenta de lo poco que ha evolucionado la sociedad en más de 200 años. 

El libanés Gibran Khalil Gibran es uno de mis autores pendientes y otro de los que forman parte de esta lista. 

¿Quién no conoce a Franz Kafka? Leí La metamorfosis en el instituto, siendo una adolescente, y es uno de esos libros que no he podido olvidar

Un gran autor costumbrista y español: Benito Pérez Galdós. Otro que forma parte de los libros de dominio público y al que merece la pena leer. 

Leer clásicos es ganar cultura, descubrir la historia, trasladarse a otra época y sociedad. 

Y tú, ¿buscas libros de domino público?

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Raquel Monge

Finalidad: gestionar los comentarios

Legitimación: tu consentimiento

Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de RaiolaNetworks (proveedor de hosting de lailarmonge.com) fuera de la UE.

Derechos: podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos

Información adicional: Política de privacidad