Literatura árabe Literatura realista

La realidad de Marruecos: reseña de “Sueños en el umbral”

La realidad de Marruecos

Pocos libros muestran tan bien la realidad de Marruecos en pleno siglo XX. Incluso me atrevería a decir a día de hoy en muchos lugares del país vecino.

A veces no somos conscientes de que Marruecos es un país diferente a España, y no sólo por cuestiones religiosas y culturales. Marruecos consiguió la independencia hace relativamente poco tiempo, y quizás eso es lo que hace que no sea tan moderno como los países europeos. Cualquier persona de más de 60 años puede reconocer en Marruecos la vida que había aquí cuando eran niños.

Esas cosas que me contaba mi abuela sobre su infancia, de no tener lavadora, de que no había aseo en las casas, de ir con burros y mulas, etc; esas cosas todavía pasan en Marruecos. No en la zona turística, claro está, pero si en muchos lugares de las mismas ciudades, incluso; ni qué decir de las áreas rurales.

 

La autora: Fátima Mernissi

Reconozco que, aunque me gusta la literatura árabe, no conocía a esta autora. Fue el bibliotecario quien me la recomendó un día, y desde aquí se lo agradezco mucho porque es una escritora fantástica y me he quedado con ganas de leer todas sus novelas.

Fátima (también escrito como Fatema) Mernissi nació en Fez, en 1940, en el seno de una familia burguesa y fue educada por mujeres analfabetas, enclaustradas en nombre del honor y la tradición. Pudo escapar al destino que esa misma tradición le reservaba. Fue doctora en sociología y profesora en la Universidad Mohamed v de Rabat. Consultora de diversos organismos internacionales. Fátima Mernissi es una de las voces más elocuentes de la intelectualidad del mundo árabe y una autoridad mundial en estudios coránicos.

Es autora de, entre otros,los ensayos Sexo, ideología e Islam, Sultanas olvidadas, Sharahzad no es marroquí, Marruecos a través de sus mujeres, Miedo a la modernidad: Islam y democracia, El harén político: el profeta y las mujeres.

Fue galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2003.

 

“Sueños en el umbral”

Empecé a leer este libro sin haber leído la sinopsis de contraportada. Enseguida me di cuenta de que era un libro autobiográfico.

realidad de Marruecos

“Nací en 1940 en un harén de Fez, ciudad marroquí del siglo IV, cinco mil kilómetros al oeste de la Meca y mil kilómetros al sur de Madrid, una de las peligrosas capitales de los cristianos…” Así comienza Fátima Mernissi las memorias de su infancia, transcurrida en uno de los últimos harenes de Marruecos.

Con el poder de encantamiento de las fábulas y la fuerza narrativa de las historias realmente vividas, Sueños en el umbral es un puente tendido entre dos culturas: la europea y la magrebí. Esa mágica recreación de un mundo extinguido, en el que una niña se ve obligada a navegar entre fronteras para salvaguardar su futura integridad de mujer, adquiere universalidad en su exotismo gracias al hilo de plata con el cual la autora teje los innumerables cuentos y anécdotas del patio al que estaba confinada.

En un libro con el poder evocativo de Las mil y una noches, Mernissi escribe sobre las estrategias de la seducción y el harén como metáfora de nuestras vidas.

 

Mi reseña

Sueños en el umbral es un libro que muestra la vida de la autora y cómo era la situación familiar, tanto materna como paterna. 

Aparecen diferentes comportamientos que son por completo tradiciones marroquíes, aunque en realidad difieran de la religión. Aún así, muestra también a grandes rasgos algunos aspectos culturales del islam. Aparecen los típicos estereotipos, apoyados por unos personajes y condenados por otros. 

A Fátima Mernissi le llama la atención cómo Sherezade pudo pasar mil y una noches entreteniendo a su marido para que no la matase al amanecer. La habilidad de Sherezade con las historias mantenía tan embelesado al rey que necesitaba saber cómo continuaría al día siguiente. Es tal la admiración por esta historia que le dedica un capítulo entero del libro. Un capítulo mágico que resume Las mil y una noches

Fátima puede contrastar la diferencia de la vida en el campo o en la ciudad. Y cómo influye el ser mujer u hombre en la sociedad marroquí. Si bien la contraportada sugiere que la autora vivió en uno de los últimos harenes, la realidad de Marruecos es que esto, aún a día de hoy, sigue sucediendo. Cada vez en menor medida, pero es una práctica que aún no se ha extinguido. 

Las mujeres, como la madre de Fátima Mernissi, van a vivir a la casa de sus suegros cuando se casan. Por lo tanto, si hay muchos hombres en la familia, terminan conviviendo varias mujeres en la casa familiar. La autora muestra cómo cada familia, entendiendo ésta como el marido, la mujer y los hijos, disfruta de unas dependencias privadas dentro de la casa; lo que sería una vivienda dentro del harén. 

Por eso, Fátima, siendo una niña, vivió en el harén de Fez, en casa de su abuela paterna, como mandaba la tradición. Visitando en la granja a su abuela materna. 

Tanto el padre como el tío de Fátima tienen una sola mujer, pero su abuelo paterno tiene varias. En ese harén, cada mujer tiene su propia vivienda. La autora consigue mostrar con naturalidad cómo conviven varias mujeres, unas en armonía y otras con odio, y cómo han sido algunos de los matrimonios de su abuelo materno. 

Consigue mostrar de una forma muy atractiva tanto la Segunda Guerra Mundial como los hechos históricos más relevantes

La madre de Fátima siente la necesidad de una vida íntima alejada de convivir con su suegra y demás familia. Es una mujer que se rebela contra la tradición impuesta e invita a su hija a progresar a nivel cultural y social. 

 

Una lectura amena que te cautiva para seguir leyendo una página tras otra. Eso hizo que leyese sus casi 300 páginas en una sola mañana. 

Además, en esa edición, encontramos en la mitad de la novela fotos de lo que la autora quiere transmitirnos. La realidad de Marruecos en esa época. 

 

Pero ¿qué es exactamente un harén? Una pregunta que aparece en el libro y que tiene posibles respuestas. 

Un harén es una casa en la que vive un hombre con muchas esposas, como era el caso de algunas familias. 

El harén podía ser una casa con una única esposa por cada hombre, como era el caso de Fátima. Tanto su padre como su tío tenían una única mujer, pero todos convivían en el mismo harén. Dos hombre, dos mujeres, y su correspondiente descendencia. 

Pero también un harén podía ser una casa de la que las mujeres no podían salir libremente. O por el contrario una casa sin fronteras donde las mujeres gozaban de libertad. 

Algo más que me ha gustado de este libro es que invita a desarrollar un talento que te haga feliz. El talento de Sherezade era su poder con las palabras. Y es que las palabras, como dice en el libro, “son como las cebollas. Cuantas más capas quitas, más significados encuentras.”

 

Un libro, sin duda, muy recomendable. Y una autora de la que leeré más porque no deja indiferente a nadie. 

En esta reseña aparecen algunas citas del libro. 

 

¿Conocías a Fátima Mernissi? ¿Qué te parece este libro? 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Raquel Monge

Finalidad: gestionar los comentarios

Legitimación: tu consentimiento

Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de RaiolaNetworks (proveedor de hosting de lailarmonge.com) fuera de la UE.

Derechos: podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos

Información adicional: Política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.