tu cocaína y la mía
Libros y reseñas Literatura y psicología

En la piel de un adicto con “Tu cocaína y la mía” (reseña)

 “Tu cocaína y la mía” despertó mi curiosidad por su título.

¿En serio un escritor podía hablar de esta droga de manera tan llamativa? El título, desde luego, así como su portada, son un reclamo que capta perfectamente la atención.

Y como hoy, 15 de noviembre, es el Día Mundial Sin Alcohol, ¿qué mejor manera de celebrarlo que con su reseña?

 

 

Justo Fernández, autor de “Tu cocaína y la mía”, nos cuenta en primera persona y bajo la experiencia de un ex-adicto, lo peligrosas que pueden ser las drogas en la vida de cualquier persona. 

“Tu cocaína y la mía es una historia sobre la alegría de decir adiós a un intento fallido de vida. Escribir sobre mi realidad ha sido mi forma de agradecer lo aprendido. No soy un trastorno, ni una adicción, ni un narcisismo. Eso es mi novela. Soy simplemente un hombre, un padre, un hijo”.

 

Sinopsis: 

Juan es un hombre de 44 años. Hasta ahora, detrás de toda una vida de superficial normalidad, había logrado esconder su adicción a la cocaína, al alcohol y al sexo. Finalmente sobreviene el colapso. Juan ingresa en la prestigiosa Clínica Capistrano de Palma de Mallorca. A lo largo de 376 páginas, “Tu cocaína y la mía” relata con insospechada meticulosidad el día a día de su tratamiento de desintoxicación y recuperación. Juan no tarda en percibir que su trastorno adictivo es solo la punta de un iceberg. Su estancia en la Clínica se convierte en su viaje hacia la verdad de sí mismo que siempre se ocultó debajo.

 

Mi reseña: 

Narrado con descripciones de todo detalle, “Tu cocaína y la mía” consigue mantenerte pegado al libro página tras página. 

El hecho de que sea una novela autobiográfica crea una necesidad de saber cómo ha conseguido salir de ese pozo en el que se encontraba. 

Desde el principio, es una novela tan visual que, a mí personalmente, ha conseguido meterme de lleno en la historia y ver incluso a los personajes y sus reacciones en cada momento. 

Ser adicto es un problema bastante difícil, no sólo para la persona que lo sufre, sino también para la familia y entorno más cercano. 

Superar la adicción y rehabilitarse es un acto de valentía, de lucha, de supervivencia, y sobre todo de dejar a un lado el orgullo para reconocer que existe un problema; pues ese es el primer paso.

Pero, después de todo, ser capaz de contarlo así, de expresar abiertamente cómo ha sido todo el proceso de rehabilitación, me parece algo digno de admirar. 

Mi enhorabuena a Justo Fernández, no solo por haber conseguido salir de un mundo del que no muchos escapan, sino por haber sido capaz de hacernos sentir un poco lo que ha vivido en su propia piel. 

Ojalá más personas se dedicasen a mostrar esta dura realidad, para así ayudar a los jóvenes de hoy a no caer en la trampa del alcohol y las drogas; que pueden amargarle la vida a cualquiera y llevarle, incluso, hasta la muerte. 

 

El autor nos regala en su página una serie de fragmentos que son una muestra de la impresionante historia. 

 

¿Conocías el libro? ¿Te gustan este tipo de historias autobiográficas?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *