Leer novelas realistas

Diario de lecturas de verano: julio y agosto

Mis lecturas de verano

Las vacaciones son ideales para lecturas de verano, o eso dicen. Pero la cosa cambia cuando en verano te dedicas a trabajar, además de toda la rutina de ser madre de tres pequeños.

Ya lo he dicho muchas veces: hay momentos en los que leemos mucho, y otros en los que es casi imposible. ¿A ti no te pasa?

Pues bien, mis lecturas de verano se traducen en: no he leído nada, he acumulado más libros por leer, odio la lectura en digital, y mi lista infinita va por el infinito y más allá.

Apunté a mis hijos a natación, pero el quiosco de la piscina estaba desierto, así que me dije: “¿Qué es una piscina sin helados, golosinas y granizados?”.

Y me lancé a emprender.lecturas de verano

No era la primera vez que trabajaba en hostelería. Me gustan mucho los niños, los clientes potenciales de ese quiosco. Y así tendría dónde tomarme un café granizado mientras mis hijos nadaban. 

La experiencia ha sido buena, muy gratificante. Mis hijos han disfrutado de piscina y a mí me ha servido para desconectar, cambiar la rutina y relacionarme. ¿Qué más se puede pedir? Pues leer, que es lo que no he podido hacer. 

El primer día que llegué a la piscina eché en falta algo que recordaba con mucho cariño de mi infancia: la estantería de libros de la biblioteca. Con la era digital, pensé que esa costumbre de leer en el césped de la piscina se había perdido. Pocos días después comprobé que era cierto, que la gente miraba el móvil, pero en sus pantallas no se veían libros, sino juegos o redes sociales. A los pocos días, la bibliotecaria del pueblo apareció con una caja de libros y revistas (¿vería mi reflexión en directo en Más allá de la lectura?) Aún así, la gente no se ha acercado a los libros. 

 

Leer con un orden

Soy consciente de que tengo mil cosas por leer. Mi curiosidad hace que anote muchos títulos en la lista de lecturas pendientes. Pero no me da la vida para tanto, a veces no, porque no soy ninguna superwoman

Lo he intentado con el formato digital. Es muy cómodo tener la aplicación de Kindle en el móvil para poder leer en cualquier sitio, lo reconozco. Además, la lectura digital es una buena opción, por ejemplo, para los viajes, cuando no puedes ir cargada de libros. Pero yo no puedo, no me gusta en absoluto. He abandonado muchas lecturas porque me da una pereza infinita leer en digital. Echo en falta pasar las páginas y ver cuántas me quedan por delante. Me aburre ver 16% completado porque pienso que no estoy avanzando o leyendo con la facilidad que lo hago en papel. Igual, si pruebo con un ereader, me va mejor. Pero me da miedo gastar el dinero y que siga sin gustarme.

Así que tengo que replantear mi modo de leer, cosa que ya he dicho otros meses, y hacerlo con un orden. Me lo propongo más enserio que nunca para el último trimestre del año. Ya pueden salir novedades, o puedo anotar recomendaciones, que leeré primero lo que tenga previsto. Si hubiera empezado antes a leer con orden, igual podría contar más lecturas de verano.

¿Has probado estas 5 maneras diferentes de leer?

 

¿Qué he leído durante julio y agosto?

La mayoría de la gente aprovecha el verano para leer todo eso que tenía pendiente. Se supone que, con las vacaciones, el horario de verano y los días más largos, el tiempo de ocio… se puede leer más. 

En mi caso, más que un verano de lecturas, han sido dos meses de trabajo, reflexión y cambio de hábitos

Empecé a leer Sedúceme otra vez, de Sonsoles Fuentes, pero en digital me costó bastante avanzar. Al menos lo terminé. 

Mientras tanto, de la estantería de libros que colocaron en la piscina, elegí Después de la lluvia, de la autora albaceteña Mar Carrión. Me gustaría conocer a los autores de mi tierra, y esta novela era perfecta. 

Desde que recibí Alas negras y chocolate amargo, dedicado por su autora, Sonsoles Fuentes, no pude dejar de pensar en su lectura. Era un título que me llamaba mucho la atención, junto a su portada. Aún así, tuvo que esperar porque sentía que esta novela necesitaba más tiempo y dedicación. 

Mi lectura sobre la mesa

Cuando se publique esta entrada, yo debería estar en Marruecos de vacaciones. En unas merecidas vacaciones después de años sin poder disfrutarlas.
Para entonces, mis lecturas serán: 

  • Niebla en Tánger, de Cristina López Barrio. Un libro del que te he hablado en más de una ocasión porque tengo muchas ganas de leerlo, pero que hasta ahora no había encontrado el momento. 
  • El último patriarca, de Najat el Hachmi. Otro libro que llevaba mucho tiempo en mi lista de lecturas pendientes. Ambientada en el norte de Marruecos, será una lectura ideal para mi estancia en el Rif. 
  • Varias lecturas en mi aplicación Kindle. No me gusta el formato digital, pero reconozco que para la economía, y sobre todo con las ofertas, es ideal. ¿Le daré otra oportunidad?

 

A la vuelta de mis vacaciones, tengo sobre la mesa mis últimas compras de verano: 

  • La revista Semana sacó una colección de novelas románticas, de la que compré las tres primeras. Me las habría comprado todas, pero no me gusta acumular demasiado, y como tampoco eran novelas que me llamasen demasiado la atención, las dejé pasar. Aún así, me espera Carla Crespo, con No reclames al amor; Marisa Sicilia, con Tú en la sombra; y mi gran deseada Mayte Esteban con Entre puntos suspensivos
  • Como te digo, tenía a Mayte Esteban en mi lista de favoritos muy deseados. Que su novela saliese en esa colección, fue el detonante para que comprase también Su chico de alquiler y Detrás del cristal
  • Tener en casa un libro que ya está descatalogado es todo un lujo. Así que Dímelo al oído, de Sonsoles Fuentes y Laura Carrión, será otra de mis lecturas prioritarias. 
¿Cuáles han sido tus lecturas de verano? ¿Eres más de digital o de papel? ¿Cómo organizas tus lecturas? 

Cuéntamelo en los comentarios. Y deja un hueco para poder leer mi nueva novela a finales de septiembre. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Raquel Monge

Finalidad: gestionar los comentarios

Legitimación: tu consentimiento

Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de RaiolaNetworks (proveedor de hosting de lailarmonge.com) fuera de la UE.

Derechos: podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos

Información adicional: Política de privacidad

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.