2017 cambió mi vida
Personal

Cosas que me dejó 2017: cómo cambió mi vida

2017 cambió mi vida

Hace un año, en enero de 2017, no hubiese imaginado que hoy estaría donde estoy.

 

Comenzaba el año en Francia, donde viví un par de años junto a mi marido y mis dos hijos. Fríos y nieves, un idioma que aprendí en el día a día, en un país que no era el mío… Mi vida estaba a punto de cambiar de rumbo.

Embarazada de mi tercer hijo, el karma, el destino, la suerte, Dios, o en lo que cada uno crea, hizo que la oportunidad de volver a España se presentara ante nosotros. Y no la quisimos perder.

Así, en febrero volvía a mis orígenes con un destino poco claro. Llena de dudas pero cargada de sueños, deseos e ideas.

 

Escribir para que alguien lo lea

Tiempo atrás, en 2015, desde el aburrimiento y la monotonía de mi vida en Francia, nacía mi primer blogMi camino hacia el islam. Primero como página de Facebook, y luego como blog.

Necesitaba escribir. Tenía demasiado tiempo perdido, mucha soledad, y mil historias sobre las que hablar. Estaba cansada de recibir preguntas sobre mi cambio de religión, cómo era mi vida, qué diferencias había entre el antes y el después, etc. Un día me senté a escribir sobre ese largo proceso, mi día a día, y todo lo bueno y lo malo que me he ido encontrando en este camino. 

 

En mayo nacía mi tercer hijo.  Una buena amiga me repitió varias veces que debía escribir sobre la maternidad. Y siguiendo su consejo nació en julio mi segundo blog: “Lo que aprendí de ser mamá“. 

Y es que ser madre es una experiencia muy gratificante, a la par que agotadora, en la que nunca se deja de aprender. Mi tercer hijo llegó rompiendo los esquemas de sus hermanos para seguir enseñándome y poniendo a prueba mi vida de mamá. Y demostrando, una vez más, que no todo vale porque cada niño, cada madre, y cada familia, es diferente y tiene unas necesidades peculiares. 

 

Si escribo, ¿soy escritora?

He escuchado muchas veces comentarios de admiración sobre lo bien que escribo y me expreso. Mucha gente se ha sentido identificada por mi manera de mostrar sentimientos y realidades. 

Pero, de que a la gente le guste como escribes, a ser escritora, hay un trecho muy largo. 

No sé si las hormonas, el calor, o la cantidad de energía que se acumula cuando te pasas los días rodeada de tres niños pequeños, pero algo me hizo pensar: “¿por qué no?”

Empecé a  escribir el primer borrador de la que será mi primera novela. En agosto, la adrenalina pudo conmigo y empecé a investigar, a informarme sobre la publicación de un libro. Ya no era suficiente con los blog, tenía que ir más allá. 

 

El que se junta con un cojo… 

Haciendo caso al refranero español, para ser escritora tenía que empezar a relacionarme con los escritores

Buscando en Facebook encontré dos maravillosos grupos que me han sido de ayuda en todo este tiempo: El escritor emprendedor, dirigido por Ana González Duque; y El club de las escritoras, de SimplementeMJ

En ellos he encontrado toda la motivación que necesitaba para seguir adelante, y el apoyo de grandes personas que me van ayudando en todo momento con las dudas que pueden ir saliendo. Con ello me lancé también al mundo del Marketing Online Para Escritores

Y así, pasito a pasito, voy aprendiendo y creciendo como escritora emprendedora cada día. He perdido el miedo a ser escritora. Y voy luchando por conseguir mi sueño, sin prisa pero sin pausa. 

 

Por eso, en noviembre me propuse el reto de escribir un segundo borrador, otra novela, en tan solo 30 días. Con el orgullo de haber conseguido superar el NaNoWriMo, mi sueño de ser escritora está un poquito más cerca. ¡Sé que soy capaz de lo que me proponga!

 

 

¿Y ahora qué?

En este 2018 que acaba de comenzar, mis objetivos son muchos y muy variados. 

  • Ser una escritora organizada con mejor planificación. 
  • Seguir formándome como escritora. 
  • Publicar dos novelas a lo largo de este año. Los primeros borradores ya están escritos. 
  • Seguir disfrutando de la lectura: leer más y mejor
  • Y un último objetivo que tengo en mente, y que pronto sabrán mis suscriptores en la próxima newsletter. Te adelanto que ser diferente puede ser mucho más interesante, y que no es oro todo lo que reluce.

 

No te olvides de suscribirte para no perderte nada.

Sabrás mis secretos y novedades antes que nadie.

Y pronto tendré un regalo para ti. 

 

¿Y tú, con qué te quedas del 2017 y qué esperas del 2018?

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *