Novela realista

5 reseñas para descubrir a Mayte Esteban

Mayte Esteban fue mi autora de septiembre para #UnAñoDeAutoras. La elegí porque quería descubrir a Mayte Esteban desde hacía mucho tiempo, y necesitaba una excusa para hacerlo del tirón. 

Poco me importó que se conozca a Mayte como escritora de novela romántica, o que escriba también fantasía. Las novelas de esta autora están cargadas de historias realistas. 

Quería que septiembre fuese “mi mes Mayte Esteban”. Y reconozco que me costó porque estaba demasiado ocupada con el lanzamiento de mi primera novela, con la vuelta a la rutina después de las vacaciones, y porque tenía otras lecturas empezadas. 

El 20 de septiembre vi que el tiempo se me echaba encima. No quería tener que poner excusas ante la gente a la que le había dicho que quería descubrir a Mayte Esteban durante ese mes. Así que, me propuse un reto: dejar a un lado las lecturas que tenía empezadas, y centrarme solo en esta autora. 

 

Cómo descubrir a Mayte Esteban

Supongo que, la mejor forma de conocer a esta autora, es leyendo su novela más intimista. La arena del reloj es una historia a dos voces que expresa los sentimientos de la autora ante la enfermedad de su padre, mientras éste hace un repaso por su vida. 

La mayor dificultad que he encontrado para leer esta historia es que la tengo en digital. Se me hace muy pesado leer en el móvil, no tengo e-Reader, y el ordenador solo me gusta para leer no ficción. Ese es el único motivo para que haya dejado esta lectura para el final. 

 

Las novelas de Mayte

Detrás del cristal es una de esas novelas que me llamó la atención por su título y portada. ¿Qué espera esa mujer detrás de ese cristal? 

Había leído algunos comentarios sobre esta novela y me apetecía mucho leerla. Pero, sobre todo, me interesaba porque yo misma me había inventado otra historia en mi cabeza que podía encajar con ese libro. Sin duda, esta tenía que ser la primera novela que leyese para descubrir a Mayte Esteban. 

Comencé a leerla el mismo día 20, cuando me propuse leer todo lo que tenía de la autora. No pude avanzar más que unas pocas páginas porque las obligaciones y mis tres hijos me impidieron seguir. Continué por la noche, en una de esas lecturas que te atrapa y no te deja soltar el libro. A pesar del cansancio y el sueño, seguí leyendo para comprobar qué vendría después. 

El día 23 de septiembre, a media mañana, ya había terminado su lectura. Detrás del cristal es una historia muy impactante. Se puede considerar una novela romántica, porque hay una historia de amor, o incluso varias. Pero lo que más me gustó de esta novela es que muestra diferentes tipos de relaciones tóxicas, de esas en las que los personajes intentan adaptarse a los demás, olvidándose de ellos mismos. 

Mayte EstebanMis impresiones: 

Desde el principio, la autora va presentando a los personajes porque es un poco complicado relacionarlos a todos. Es un claro ejemplo de que el mundo es un pañuelo. 

A mí, que soy madre de niños pequeños, me conmueve especialmente leer sobre una madre desesperada. Incluso me hace reflexionar: “¿qué haría yo sin mis hijos, que son lo mejor que tengo?”. No hay mejor paz que la que transmite un niño dormido, ni cariño más sincero que el que se siente abrazando a un bebé. 

Esta historia habla también de soledad. Es muy duro sentirse solo, y a veces eso es lo que convierte a las personas en alguien que no son. Todos necesitamos sentirnos queridos

Mientras avanzaba en la lectura, varias sonrisas se me han escapado al comprobar que siempre queda la ilusión. 

Si tuviese que quedarme con una frase, lo haría con esta de la última parte de la novela:

La conexión entre dos personas no es cuestión de tiempo… Se siente, de repente, sin que comprendas demasiado por qué. 

 

Mientras leía Detrás del cristal, aproveché un desayuno para disfrutar de Oasis de arena

En esta ocasión, agradecí una lectura digital para avanzar sin problemas. El desayuno con tres niños pequeños no es un buen momento para tener un libro en papel cerca. Además, al ser un relato corto, veía los avances rápido y con la sensación de poder leerlo del tirón en poco más de una hora, lo terminé. 

Oasis de arena es un relato lleno de amor y sentimientos. De nuevo, la autora muestra que el amor de madre es el más grande, capaz de inundar el alrededor con tanto cariño. 

 

El 2×1 en historias: 

Después de leer Detrás del cristal, el siguiente libro en mi lista era Su chico de alquiler. Con el recuerdo de los personajes todavía muy presente, esa misma noche me decidí a cambiar de historia. 

Para mi sorpresa, en mi nueva lectura volví a encontrar personajes con el mismo nombre: Ana y Raquel. Por suerte, tenían personalidades tan diferentes que no me confundí en ningún momento. 

Si tengo que buscar algo que no me haya gustado de Su chico de alquiler es que no tenga capítulos. Al ser una novela corta, no los necesita porque se puede leer del tirón. A su favor puedo decir que los cambios de escena están bien marcados y sirven para hacer una pausa. 

Mayte EstebanSu chico de alquiler transmite la alegría propia de la juventud, y ese espíritu de curiosidad que permite arriesgar sin temores

Me quedo con dos textos que resumen esta historia: 

  • Cuando una historia se termina hay que ponerle fin. O punto. Pero uno solo. Si se deja en puntos suspensivos no se puede empezar nada nuevo. 

  • Demasiadas inseguridades. Demasiados vacíos en la experiencia que no se pueden llenar consultándolo en Internet. Hay que vivir para aprender a vivir. 

Quizás en la vida adulta nos volvamos más responsables (aunque no siempre y no todos). Pero esa etapa en la que buscamos experimentar para descubrir es maravillosa. Ahora bien, un buen consejo que se puede extraer es que las cosas no hay que dejarlas a medio. 

Por eso digo que esta historia es un 2×1, porque hay otra historia a continuación, sin ser necesariamente una segunda parte. Se puede leer Entre puntos suspensivos sin conocer Su chico de alquiler; pero serán sus mismos personajes. 

 

La edición, importa: 

Aunque quería saber qué pasaba con Paula y Javier después de Su chico de alquiler, tuve que hacer una pausa. 

La edición que tengo de Entre puntos suspensivos es la que sacó la Revista Semana en su colección de verano. Son libros pequeños muy prácticos para llevar en el bolso a cualquier parte, un tamaño más pequeño que el que se conoce como De bolsillo. La pega que le encontré es que tiene la letra pequeña, y no estaba en mi mejor día para fijar tanto la vista, por eso tuvo que esperar. 

Mayte EstebanCuando empecé a leer Entre puntos suspensivos, no pude parar. La terminé en dos días porque estaba completamente intrigada. Me dió la sensación de estar leyendo una novela de suspense por la desaparición de Mario, el padre de Paula. 

Más o menos por la mitad de la historia encontré algo que me hizo pensar “demasiado previsible”. Según está contado, parece que Mario haya continuado una relación que tenía entre puntos suspensivos desde hacía años; pero no creía que Mayte hubiese podido mostrar el final desde la mitad del libro. Seguí leyendo, y lo que parecía no tenía nada que ver, por lo que me siguió sorprendiendo cómo avanzaba la historia. 

Mientras Su chico de alquiler es una novela completamente juvenil, he encontrado en Entre puntos suspensivos una historia mucho más madura. Quizás porque los propios personajes han madurado, o porque la autora ha crecido como tal entre una y otra novela. 

Me quedo con dos consejos de esta novela: 

  • No hay nada mejor para superarse a uno mismo que te toquen el orgullo. 

  • Es más fácil dar consejos que seguirlos. 

 

Los últimos serán los primeros:

O los primeros se quedan para los últimos, porque esto es lo que ha ocurrido con La arena del reloj. Es la primera historia que publicó su autora y la primera que conseguí de ella. Sin embargo, desde el principio supe que merecía atención y digerirla poco a poco. 

En primer lugar, he de destacar la valentía de la autora para mostrar a los lectores algo tan personal. Narrada a dos voces, La arena del reloj es capaz de mostrarnos los recuerdos de su padre, a la par de dejarnos descubrir a Mayte Esteban en uno de los momentos más duros de su vida

La vida de Juan José Esteban, que conocemos a través de su memoria, es similar a la de cualquiera que haya vivido en esa época. Con rasgos peculiares, porque no hay dos vidas iguales, pero con la esencia de una época difícil en la posguerra española y con unos valores que se han ido perdiendo. Hoy en día no se juega igual, se ha perdido creatividad, no se valoran las cosas cotidianas, se ha perdido el trato entre convecinos, etc. Pero el relato de Juan José sirve para acercarnos a otra época y hacernos reflexionar sobre qué deberíamos cambiar para recuperar la felicidad de aquellos tiempos.

Descubrir a Mayte Esteban en un momento tan duro como la enfermedad de su padre refleja el cariño y la admiración que siente ante un pilar tan importante para ella. Tener que abandonar a alguien a quien quieres tanto por atender a la otra mitad de tu corazón es muy duro. Supongo que sólo los que nos hemos visto en una situación parecida entendemos ese sentimiento. Sin embargo, Mayte es transparente y nos enseña cómo se siente a lo largo de todo el proceso.

Me quedo con estas palabras:

Nunca había pensado en las desventajas de la distancia. Ahora la distancia es un puño que me oprime el pecho, un ahogo constante cuando me subo al coche y sé que me estoy perdiendo una semana con él. Lo sabía pero nunca había pensado en ello. Los padres se mueren. Todo el mundo se muere.

 

Ya te he contado todo lo que he leído de esta autora. ¿Te animas a descubrir a Mayte Esteban? 

Todavía me falta algo suyo por leer, La chica de las fotos, que la dejo en mi lista de pendientes. ¿Me animaré también con la fantasía? 

¿Eres fan de Mayte Esteban? ¿Cuál de sus historias te gusta más?

Suscribirme a la lista de correo

* indicates required
Intereses

Laila R. Monge - Escritora utilizará la información que proporcionas en este formulario para estar en contacto contigo y proporcionarte actualizaciones y marketing.

Puedes cambiar de opinión en cualquier momento haciendo clic en el enlace para darte de baja en el pie de página de cualquier correo electrónico que recibas, o escribiendo a laila@lailarmonge.com. Trataremos tu información con respeto. Para obtener más información acerca de nuestras prácticas de privacidad, visita nuestro sitio web. Al hacer clic a continuación, aceptas que podamos procesar tu información de acuerdo con estos términos.

We use Mailchimp as our marketing platform. By clicking below to subscribe, you acknowledge that your information will be transferred to Mailchimp for processing. Learn more about Mailchimp's privacy practices here.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Raquel Monge

Finalidad: gestionar los comentarios

Legitimación: tu consentimiento

Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de RaiolaNetworks (proveedor de hosting de lailarmonge.com) fuera de la UE.

Derechos: podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos

Información adicional: Política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright © 2018 Laila R. Monge Designed & Developed by ZThemes
Sígueme en Feedly
https://www.lailarmonge.com/inicio/politica-de-cookies-aviso-legal/https://www.lailarmonge.com/inicio/politica-de-privacidad/