Consejos low cost para lectores sin tiempo

5 Razones para no leer novela realista

La novela realista tiene muchas cosas buenas. Yo, que escribo este género y disfruto mucho leyéndolo, puedo darte razones para no leer novela realista.

Hace algún tiempo te contaba cuáles son las características de la literatura realista y qué temas aborda en pleno siglo XXI. También, Rubén Berrueco, nos contaba hace unos meses que la novela realista enseña cosas de la vida. Las historias son tal cual podrían suceder en la vida real, con alegrías y tristezas. Los personajes aparecen como son, con su desarrollo personal. Y, además, muestran los aspectos culturales del pueblo en que suceden. 

 

No deberías leer novela realista si…

  • Si quieres evadirte de la realidad, dejar a un lado los problemas y embarcarte en un mundo de magia y fantasía. 
  • Estás en un momento complicado (pérdida de un ser querido, situación familiar difícil…)
  • Si buscas un protagonista perfecto y una sociedad que no admite críticas. 
  • No te gusta conocer las tradiciones y descubrir que hay más culturas además de la tuya.
  • Si solo buscas leer para relajarte, sin tensión. 

leer novela realista

¿Por qué me gusta escribir y leer novela realista?

Porque en una novela realista encuentras escenas de tensión, romance, aventuras, momentos que te sacan sonrisas, y una gran dosis de crítica social. 

Me gusta la novela realista porque puedes leerla en su entorno. Al estar ambientada en lugares reales, siempre puedes aprovechar un viaje para leer una historia localista. Por ponerte dos ejemplos: yo leí El último patriarca, de Najat el Hachmi, estando en Nador (Marruecos), y mi novela Un velo de libertad se desarrolla, en gran parte, en Albacete.

Si lo que quieres es conocer los usos y costumbres, la novela costumbrista es ideal: Rubén Berrueco, en Cuando los ojos no ven, muestra situaciones que sólo se viven entre gente de pueblo. En Entre Turrones, el autor es capaz de acercarnos a los dulces tradicionales de Navidad en España, y a las fiestas y tradiciones del pueblo en que sucede. 

La novela realista refleja las vivencias de una persona cualquiera. Por ejemplo, Míriam Hatibi cuenta en Mírame a los ojos lo que ha vivido desde niña siendo extranjera en su país.

Algunos personajes se hacen querer y a otros dan ganas de matarlos, porque son tan reales como en la vida misma. 

Cuando una historia es real, siempre sirve como crítica social hacia algo. Fátima Mernissi, en Sueños en el umbral, trataba de mostrar cómo es la vida en un harén y porqué ella no quería seguir con esas tradiciones. 

Para leer algunas historias realistas, hay que estar preparado emocionalmente.

Fatou Diome quiso plasmar en Las que aguardan cómo es la vida de algunas mujeres con las dos caras de la inmigración: el que emigra y el que se queda. 

También, en la novela realista, se trata con naturalidad el tema de la muerte: pues es una etapa más. Libros como La ridícula idea de no volver a verte, de Rosa Montero, La memoria de la lavanda, de Reyes Monforte, o La arena del reloj, la novela más intimista de Mayte Esteban, tienen como protagonista a la muerte y la pérdida de un ser querido. 

La novela realista es un reflejo de nosotros y nuestro entorno.

¿Quién no ha escuchado sobre maltrato físico o psicológico?

¿Acaso no hemos visto parejas que se quieren y se odian constantemente? 

¿No hemos perdido a un ser querido sin saber cómo llevar el duelo?

¿Acaso no has vivido de cerca un romance prohibido?

 

Otros géneros para leer

Ya te he contado mis motivos para leer novela realista, y te he dado unas cuantas razones para no hacerlo. Si no es tu momento, si no quieres enfrentarte a la realidad, si lo que buscas es desconectar, quizás te interesen más otros géneros. 

 

Aún así, ¿quieres leer novela realista?

En mi novela, Un velo de libertad, hay una historia de superación, un toque costumbrista de vida en un pueblo, acoso escolar y xenofobia, y una historia de amor peculiar. ¿Podría ser más realista?

Laila R. Monge

Suscribirme a la lista de correo

* indicates required
Intereses

Laila R. Monge - Escritora utilizará la información que proporciona en este formulario para estar en contacto con usted y proporcionar actualizaciones y marketing.

Puede cambiar de opinión en cualquier momento haciendo clic en el enlace para darse de baja en el pie de página de cualquier correo electrónico que reciba de nosotros, o comunicándose con nosotros en laila@lailarmonge.com. Trataremos su información con respeto. Para obtener más información acerca de nuestras prácticas de privacidad, visite nuestro sitio web. Al hacer clic a continuación, acepta que podamos procesar su información de acuerdo con estos términos.

We use Mailchimp as our marketing platform. By clicking below to subscribe, you acknowledge that your information will be transferred to Mailchimp for processing. Learn more about Mailchimp's privacy practices here.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Raquel Monge

Finalidad: gestionar los comentarios

Legitimación: tu consentimiento

Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de RaiolaNetworks (proveedor de hosting de lailarmonge.com) fuera de la UE.

Derechos: podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos

Información adicional: Política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright © 2018 Laila R. Monge Designed & Developed by ZThemes
Sígueme en Feedly
https://www.lailarmonge.com/inicio/politica-de-cookies-aviso-legal/https://www.lailarmonge.com/inicio/politica-de-privacidad/